febrero 27 2012

HUMANISMO CRISTIANO REFERENCIA FUNDAMENTAL

El humanismo cristiano tiene más vigencia que nunca y debiera ser más defendido que nunca.
Ha habido quien se ha atrevido a decir que la referencia al humanismo cristiano, no tiene nada que ver con la religión, esto es un disparate en toda regla, porque los valores cristianos están basados en una religión como en este caso son las cristianas, en sus diferentes credos.
Si la sociedad se queda sin referencias firmes, sin asideros perdurables, el relativismo lleva a la manipulación del ser humano y le deja al pairo de una sociedad muy agresiva e inhumana.
Por lo tanto es necesario, es vital, diría yo que se recuperen los valores que emanan del Evangelio y de la riquísima tradición del Magisterio de la Iglesia.
Un sociedad sin valores, acaba siendo una sociedad en la que todo vale y en la que el más fuerte cada vez es más fuerte y los más débiles quedan totalmente desprotegidos y sin futuro.
La gran cruzada moral a realizar está en la búsqueda de equilibrios: fe y razón

febrero 27 2012

¿ES POSIBLE SER CATÓLICO Y DECLARARSE LIBERAL?

Hay que decir que la respuesta no es fácil, porque hay que saber primero que tipo de liberalismo es el que la persona quiere defender, aunque en eso hay contradicciones.
Pero como norma general, yo me atrevo a decir sin miedo a equivocarme, que desde el punto de vista evangélico, el liberalismo llevado a sus últimos extremos, no permite vivir en consonancia con la fe católica.
La mayoría de los teólogos y el Magisterio de la Iglesia así lo reconocen, aunque también de forma muy minoritaria ha habido personas que incluso han defendido desde el punto de vista teológico teoría liberal.
El fondo de la cuestión está, en el atender al ser humano en todas sus necesidades y la justa redistribución de la riqueza, no se puede dejar al hombre sólo a merced de los mercados y no se puede poner el beneficio económico como único eje.
Sin embargo, se puede y se debe defender la libertad de empresa y la libre creación y realización del ser humano, pero siempre poniendo el bien común y a las personas como prioritarias en cualquier acción.
El liberalismo de hoy es contaminante y peligroso, porque es muy difícil desembarazarse de sus prácticas y denunciarlas no está bien visto, pero los cristianos estamos obligados a discernir esta realidad altamente peligrosa.

febrero 23 2012

LA CUARESMA UNA INVITACIÓN A LA REFLEXIÓN

Ayer Miércoles de Ceniza, se inicio la Cuaresma .Este tiempo litúrgico debiera de ser para los cristianos un tiempo de reflexión, en el que en nuestro interior abriéramos profundos interrogantes sobre nuestra vida y sobre el momento actual que estamos viviendo en España.
Precisamente, en coincidencia con este tiempo, sabemos que según la fundación Foessa 11,6 millones de compatriotas viven bajo el umbral de la pobreza y 580.000 familias no tienen ingreso alguno.
Ante este escándalo social, ¿qué puede hacer el cristiano? No podemos escondernos y debemos ser conscientes de que estamos obligados a ser fermento en la masa y estamos obligados a luchar por una sociedad más justa y fraterna.
Sólo desde la caridad, que va mucho más allá que la justicia podremos arreglar esto y buscar nuevos sistemas económicos.
En los últimos años los dirigentes políticos que gobernaban España, se han llenado la boca de hablar del estado del bienestar, a la vista de los datos el fracaso ha sido absoluto, porque lo único que se ha logrado es profundizar en una sociedad dual de ricos y pobres, dejando en una complicada situación a las clases medias.
La sociedad en su conjunto esta anestesiada, parece preferir seguir rindiendo culto al dinero, al poder y al egoísmo incontrolado, es definitiva, es el gran pecado de esta sociedad en la que muchos se dicen creyentes, pero que en nombre de una falsa libertad, se niegan a secundar los planes divinos que dan sentido a la vida.

febrero 21 2012

LOS CRISTIANOS TENEMOS QUE ESTAR CERCA DE LOS MÁS DEBILES

No lo digo yo, lo dice el Magisterio de la Iglesia, hoy y siempre los cristianos debemos estar con los más débiles y desamparados en todo momento y circunstancia. Por supuesto, que también en las relaciones laborales tenemos que estar con la parte más débil, es decir los trabajadores. Por lo tanto el desamparo y el desequilibrio de las leyes laborales debieran de ser motivo de preocupación para cualquier cristiano bien formado. Las relaciones capital, trabajo deben mantener un equilibrio, no se trata de tener que permitir en las plantillas personas desleales o poco trabajadoras, eso es indefendible y por lo tanto no hablo de eso, hablo de cerrar las rendijas del desamparo y no permitir abusos por parte de ninguna de las dos vertientes que mueven una empresa: trabajo y capital. Por lo tanto mucho cuidado con el liberalismo que se presenta como algo muy positivo pero que tiene muchos peligros sobre todo, porque en la mayoría de los casos antepone el beneficio a las personas y eso es un autentico pecado, que solo genera dolor.

febrero 17 2012

VOLUNTARIOS DE CARITAS CORAZÓN QUE LATE

En este comentario quiero hacer un homenaje de admiración, cariño y respeto a los voluntarios y voluntarias de las Caritas Parroquiales, que trabajan cada día atendiendo, los casos más difíciles en cuanto a necesidades básicas del ser humano.
Son hombres y mujeres, que dejando otros menesteres dedican muchas horas acompañar a las personas necesitadas y a solucionarles muchos problemas.
Hacen el “milagro” de que en la despensa de las oficinas de Caritas, siempre haya alimentos, vestidos y cariño, mucho cariño, para las personas que a consecuencia principalmente de la crisis están sufriendo tanto.
Son, la otra cara de la moneda de los bróker y especuladores que por ejemplo juegan a la baja en los mercados y hacen caer las bolsas más de dos puntos en una sola sesión; son lo contrario a la “troika” comunitaria que piden y piden más esfuerzo y sacrificios a los ciudadanos a cambio de más precariedad, sufrimiento y miedo; son lo contrario a los mercados financieros y quienes los dirigen en la oscuridad que tienen estrangulado el crédito a las empresas y a las familias.
No señoras y señores, no se engañen, esta crisis, es una crisis de valores, es una crisis a causa de la codicia del ser humano y a la falta de regulación y de buenas prácticas en los mercados financieros y por mucha precarización y desregulación que imponga la troika a los gobiernos no se solucionará. Solo se solucionará desde la búsqueda de equilibrios entre capital y trabajo, en definitiva desde la justicia y la equidad.