febrero 1 2012

LA SOCIEDAD EN UNA ENCRUCIJADA SOCIAL

Esto no puede ser, así vamos al desastre y estaremos sembrando una profunda desestabilización internacional.
La justicia social, la posibilidad de desarrollar un proyecto de vida a medio plazo, es un derecho irrenunciable de todo ser humano.
A raíz del cierre de la compañía Spanair, podemos ver que después de quedarse cuatro mil personas, entre empleos directo e indirecto sin trabajo, un dirigentes de otra empresa del sector dice que la quiebra de Spanair es una buena noticia para España y por otro lado vemos que dos compañías de la competencia hacen ofertas de seiscientos euros a ex trabajadores de Spanair.
¿Que proyecto de futuro se puede desarrollar con seiscientos euros de salario?
Los sueldos de supervivencia que es a lo que se quiere llegar en algunos campos, no nos llevan nada más que a frustración de las personas y a crear un caldo de cultivo de desestabilización social.
La justicia es un eje fundamental de la convivencia y como hemos visto a través de la historia, la codicia humana sólo lleva a guerras y desesperación.
Las personas de buena voluntad y los cristianos en particular debemos de decir basta y hacer oír en nuestros ambientes un mensaje de denuncia.