octubre 31 2014

DE REPENTE PRISAS POR LA CORRUPCIÓN

De forma súbita aparece la corrupción; es como si nunca hubiera existido; como si en este país todo fuera perfecto en los últimos 35 años.
Ya no recordamos a Juan Guerra; ni a Filesa, Malesa y Time Sport ni a otros casos llamativos como el de Luis Roldan; ex director de la Guardia Civil y otros muchos casos a izquierda y derecha del espectro político.
No nos engañemos, la corrupción existe desde hace mucho, pero es un problema de valores, de ética y de vergüenza y no un problema político como algunos quieren hacer creer.
El problema político, es la falta de democracia interna en los partidos; la inexistencia de listas abiertas y un mayor control de los militantes en la forma de funcionamiento.
No; la supuesta financiación ilegal de los partidos, no es algo exclusivo de uno u de otro; es algo viejo que los partidos no han cortado, pero ahora no puede ser arma arrojadiza; debe de solucionarse el asunto, reconocer el pecado y salvar el sistema y evitar que vuelva a producirse.
Mientras en España, estábamos de fiesta, en plena burbuja de la construcción y los bancos dando dinero a tubo, nadie se preocupaba de la corrupción; ahora con las “vacas flacas”; le entra a todo el mundo una especie de moralina farisaica; que no busca solucionar el problema; no se lo crean; sino pasar facturas y crear venganzas; olvidándonos que lo que debe de existir es justicia y no venganza; de la venganza nada bueno puede venir.

Categoría: Articulo | Comentarios desactivados
octubre 30 2014

FARISEÍSMO ESPAÑOL

¿Hay más corrupción en la política que en otros ámbitos de la sociedad?
Sinceramente creo que no; que en España, se está produciendo un fariseísmo extremo.
Vemos como está el mundo de las finanzas, vemos como está el sector de los medios de comunicación con un periodismo sensacionalista y muchas veces basura; vemos como está la célula básica de la sociedad como es la familia; en la que se quiere instalar el todo vale.
No, es más sana la sociedad en su conjunto que el mundo de la política; otra cosa es que la política y su forma y manera de ejercerla nos afecte a todos y estén sus actores permanentemente expuestos a la crítica de la sociedad.
Sin duda, que hay tomar medidas serías para erradicar la corrupción del tipo que sea; pero el problema es de base, de valores de ética y de moralidad.
Por otro lado, podemos mirar a nuestro entorno y eso no debe de servir de consuelo; les puedo asegurar que en Francia sucede lo mismo; por favor, miren las hemerotecas; que decir de Italia donde después de la “tangentopilis”, con más de mil detenidos y desaparición de algunos partidos se creía que la regeneración iba a llegar; no, no, hay soluciones mágicas, como algunos quieren hacer creer; sólo un trabajo a largo plazo de recuperación de la vergüenza, de la ética de la moralidad y de los mejor del ser humano que últimamente ha sido despreciado podrá dar frutos positivos; lo demás es puro maquillaje.
Empecemos por la educación, protejamos la familia y no tengamos vergüenza de defender una moral común. que nos preserve de tanta basura.

Categoría: Articulo | Comentarios desactivados
octubre 29 2014

LO MÁS ATROZ DE LAS COSAS MALAS, ES EL SILENCIO DE LA GENTE BUENA

Decía Gandhi, que lo más atroz de las cosas malas, es el silencio de la gente buena.
Este paradigma, es el que se está produciendo en muchos ambientes de nuestra sociedad:
En las empresas, en las instituciones, en la vida política y diría que alguna vez incluso en el interior de la Iglesia.
Estamos atenazados por el miedo y unos pocos parecen que son muchos, porque meten mucho ruido; pero es mucho más grande el número de personas buenas, que componen lo que se llama la mayoría silenciosa.
La gente buena, debe de dejar el silencio y la excesiva prudencia y pasar a la acción; es decir que los “buenos” se pongan en marcha; porque si no sucede lo que sucede que muchas veces, quizá demasiadas los malos parece que triunfan.
Buscar el bien y rechazar el mal debiera de ser el primer objetivo y el segundo ponerse en marcha y llevar el mensaje de que hacer el bien e intentar ser bueno; es gratificante y maravilloso y además nos hace más felices; eso sí teniendo cuidado, porque como decía Jaime Balmes, el bien muchas veces, está mezclado con el mal

Categoría: Articulo | Comentarios desactivados
octubre 28 2014

JUSTICIA RÁPIDA Y PROPORCIONADA

La justicia, tiene que jugar un papel importante a la hora de acabar con la corrupción; aunque vengo repitiendo que el problema es de fondo: es social y de valores.
Pero la justicia, no puede eternizarse con los sumarios, porque deja de ser justicia; la justicia no debe de facilitar espectáculos mediáticos, porque eso no es justicia; la justicia debe de perseguir el que se filtren sumarios secretos; y evitar con un acción proporcionada y justa que se puedan producir “linchamientos” mediáticos.
Nos estamos acostumbrando demasiado; a que se eternicen los sumarios; se eternicen las instrucciones; lo que no facilita que la justicia sea lo que debe de ser: justicia.
Ojo al parche; porque una cosa es la persecución de delitos y otra el que se empiece a creer en la sociedad de que todo está contaminado; cosa que no es verdad; pero que si así fuera; evidentemente también la justicia tendría su parte y creo que las cosas no son como algunos quieren que aparezcan.
Menos dramatismo y representaciones y más cordura y verdad; sólo con actuaciones proporcionadas, se dará una correcta respuesta.

Categoría: Articulo | Comentarios desactivados
octubre 28 2014

CAMBIOS PROFUNDOS

Los grandes partidos de España, deben reunirse ya y hacer una refundación en toda regla de forma pactada que evite que el sistema democrático se resquebraje por los cuatro costados.
La refundación con siglas nuevas o no; debe de ser de caras y de fondo, para recuperar la credibilidad.
La mayoría de los militantes y simpatizantes de los partidos políticos son personas honradas y que quieren lo mejor para su país; por lo tanto, no se merecen que porque unos pocos aunque parezcan muchos, se comporten de forma vergonzosa se ponga en juicio todo un sistema.
Caras nuevas, formas nuevas y listas abiertas, serían aspectos fundamentales para recobrar de forma rápida la credibilidad perdida.
De otro modo, el remedio puede ser mucho peor que la enfermedad y llegar grupos “populistas” que con cara de buenos nos lleven al desastre como país y nos conviertan en una República “bananera”.
Sólo desde una generosidad total y una voluntad de cambiar las cosas esto se puede arreglar.

Categoría: Articulo | Comentarios desactivados