febrero 18 2013

ABRACEMOS CON FUERZA EL BIEN

La figura de Benedicto XVI, sigue haciendose más grande y valorada en todo el mundo, al fin, se hace justicia con un hombre sabio y de Dios que ha demostrado su desprendimiento y humildad.
En el Ángelus del pasado Domingo, pidió oración por su sucesor y por El mismo.
Nos hablo de luchar contra el egoísmo y pidió por seguir en la renovación de nuestra fe.
El paso dado por Benedicto XVI, ha conmocionado positivamente al mundo, no sólo a los católicos , y ha servido también para hacer un gran servicio a la Iglesia.
Pero los lobos, están furiosos; aquellos que utilizan en vano el nombre de Dios en provecho propio; para hacer carrera o para mandar más y no seguir el Evangelio y sólo su propia interpretación.
Pero debemos tener confianza en el Señor; nunca abandona su barca, los poderes del mal no prevalecerán.
La mayoría de los cristianos, queremos una Iglesia; Madre; testigo de la fe; acogedora; misericordiosa; lenta a la cólera y rica en clemencia; que una y no disperse y nos marque de manera permanente el camino del bien; lejos de intolerancias y reproches a los que incluso consideremos alejados.
Salgamos a los caminos a llevar la buena noticia; abracemos el bien con toda nuestra fuerzas.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 18, 2013 por gervis en la categoría Articulo