diciembre 3 2014

ADVIENTO: TIEMPO DE ESPERA Y DE REVISIÓN DE NUESTRAS VIDAS

Este tiempo litúrgico de Adviento, tiempo de espera y de revisión de nuestras vidas; los cristianos debiéramos preguntarnos nuestro papel en la actual crisis social y económica.
¿Qué podemos hacer nosotros? ¿Puede la actual situación, ser la gestación de un nuevo orden económico?
Son preguntas interesantes para contestarse a luz del Evangelio.
Nada de fatalismos, los cristianos debemos de ser personas de esperanza; no de esperanzas utópicas, pero sí de ilusiones realizables, buscando siempre el bien común.
El orden social más justo debe de ser un objetivo y hacerse compatible con la libertad.
A partir de conjugar libertad con justicia se debe conjugar el bien común el beneficio justo y crear mecanismos de control que impidan desequilibrios entre la libertad y la justicia
Es necesario, como nos decía recientemente, en el retiro de Adviento, nuestro Obispo, Don Vicente, tener claro que sin saber lo que es el hombre y sin Dios, no sabemos a dónde ir.
La disponibilidad hacia Dios, es también predisposición a servir a los hombres. Adorar aquello que no es Dios, convierte al hombre, en no hombre.
Pongamos nuestro corazón en lo realmente importante; lejos de intereses materiales y de toda codicia.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 3, 2014 por gervis en la categoría Articulo