diciembre 3 2013

ADVIENTO TIEMPO DE ESPERANZA Y DE ESPERA

Estuve ayer en la Cocina Económica de Santander; en la entrada en el hall muchas personas esperando para recibir alimentos, ser atendidos en sus necesidades básicas o simplemente poder ducharse.
Las Hijas de la Caridad de San Vicente Paúl, se multiplican con los voluntarios en atender a todo el que allí se acerca, pidiendo ayuda; algunos, nunca hubieran pensado ni por lo mas remoto que llegarían a estar en esas circunstancias, en varios rostros pude ver miradas perdidas, si, es un poco contradictorio estamos en Adviento tiempo de esperanza, pero la Hijas de la Caridad llevan en sus manos y en sus palabras esa esperanza que las personas necesitan y lo hacen con alegría por servir al Señor en el rostro de los hermanos.
Me pregunto si esta es la España real; o no, estoy algo confuso; pero si tengo claro que hay corazones solícitos y buenos; en ellos esta el Señor, el mejor pagador de nuestras obras.
Me dice Sor Asun, la Directora, con su alegría habitual, que nunca faltan alimento, que la solidaridad es grande, que todo se reparte, que el Señor actuá para que así sea y me pregunto ¿porque no hacemos algo para cambiar el mundo? ¿porque el ser humano que es capaz de ir al espacio, no es capaz de acabar con tanta justicia y pobreza?. Es la codicia y el pecado estructural de esta sociedad empeñada en vivir si Dios.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 3, 2013 por gervis en la categoría Articulo