noviembre 9 2015

ALBANIA A PRINCIPIOS DE LOS OCHENTA

Es una pena que una gran parte de la juventud, no conozca la historia de los pueblos y de las naciones, no profundicen en conocer la verdad, porque como decía el otro día Pérez Reverte; una información veraz y sin apasionamiento de ningún tipo forma y evita males mayores en forma de repetición.
Les voy a contar una anécdota que es tan verdad como lo que estoy escribiendo.
A principios de los ochenta, según mis cálculos; siento no poder darles la fecha exacta, dos camiones tipo tráiler de nuestra querida Gerposa; viajaban por primera vez a Albania a su capital Tirana.
Albania, vivía la dictadura comunista más dura de toda Europa; era tan dura que apenas tenía relaciones incluso con los países del pacto de Varsovia.
Viajaron los dos Pegasos flamantes, llevaban piezas básicas de repuesto por si tenían alguna avería y por supuesto todos los visados y trámites en regla.
Era toda una odisea, de aquellos dos conductores valientes y experimentados en rutas internacionales.
El viaje creo que fue vía Italia con transito en ferry; llegaron por carreteras polvorientas que parecían del siglo diecinueve; apenas había coches y los grises de las vestimentas de los ciudadanos transmitían pobreza y precariedad imposible de entender en la España del momento.
Después de descargar manualmente las dos plataformas; los conductores sacaron de sus cabinas jabón para lavarse, entonces, casi se genera un tumulto al ver el jabón y su olor; era tal la carencia de aquellas personas que una simple pastilla de jabón les dejaba anonadados.
Era una muestra del llamado paraíso “comunista” que de forma increíble, algunos en pleno siglo XXI todavía reivindican; a pesar que sólo ha sido una maquina de terror y dolor en donde ha tenido la oportunidad de gobernar.
Esta es la pequeña historia vivida por aquellos arriesgados profesionales de la carretera, que me contaron de primera mano esta anécdota y otras muchas, que denunciaban la autentica faz del comunismo.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 9, 2015 por gervis en la categoría Articulo