octubre 27 2014

AMAR EL BIEN Y RECHAZAR EL MAL

Sólo la recuperación de valores firmes y de una ética autentica, podrá solucionar el futuro.
Los problemas que asolan a la sociedad, tienen su raíz en estructuras de pecado y también en conductas de pecado; luego sólo desde la recuperación de valores se puede abordar el profundo problema.
No hay soluciones políticas mágicas, si previamente los seres humanos no cambiamos, nuestro comportamiento social en todos los sentidos.
La relajación de valores, la pérdida del sentido de dignidad, los malos ejemplos televisivos, la codicia y el relativismo son la raíz profunda que nos lleva a la desilusión de la sociedad y a situaciones que a todos nos escandalizan.
El rearme ético, sólo se puede hacer desde la bondad; es necesario que la sociedad vea en el bien algo fundamental para sí mismo y para los demás; mientras que no se destaque el bien y se deplore el mal en todos los sentidos; no tenemos nada que hacer.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 27, 2014 por gervis en la categoría Articulo