diciembre 15 2015

AÑO DE LA MISERICORDIA

Estamos en el Año de la Misericordia, el Jubileo que nos regala la Iglesia a todos, que el Papa Francisco ha instituido y que se prolongará hasta el mes de noviembre de 2016.
Este tiempo, debemos de aprovecharle para mejorar nuestra vida personal, lejos de la división, la murmuración y la crítica.
La Misericordia del Señor fue infinita, tan infinita que dio su vida por nosotros; intentemos perfeccionar nuestra forma de ser y actuar, luchando contra nuestros defectos y nuestros egoísmos de cada día; que se note que queremos ser hombres y mujeres nuevos y que la fuerza del Espíritu nos ayude a todos a Evangelizar a través del testimonio cotidiano, es la forma más práctica y que nuestro entorno puede percibir mejor.
Quitar las espinas que la convivencia de cada día deja en nuestro corazón, debiera ser antes de acostarnos algo prioritario; pedir el perdón por nosotros y nuestros actos y al mismo tiempo ser solícito en el perdón a los demás.
No perdamos esta oportunidad, busquemos el bien con todas nuestras fuerzas y rechacemos todo lo que nos lleva a la división y al pecado.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 15, 2015 por gervis en la categoría Articulo