noviembre 20 2012

ANTEPONER LA JUSTICIA

El relativismo que nos invade y que nos contamina a todos, nos hace perder toda perspectiva de justicia, e incluso de forma involuntaria, vemos bien lo que en el fondo está mal y esto es lo que ocurre con lo que todavía es una propuesta, sin duda, bien intencionada, pero en el fondo equivocada y que discrimina.
Parece que está en estudio, de cara a dinamizar el sector inmobiliario, el facilitar el permiso de residencia a aquellos extranjeros que adquieran en España una vivienda de precio superior a los 130.000 euros.
La idea de cara a conseguir la mejora del sector está cargada de buena intención, pero es una demostración de cómo, el relativismo nos atrapa a todos y nos servimos de cualquier instrumento para hacer beneficio económico.
Es que son más personas estas, que pueden adquirir un piso de ese precio que los inmigrantes que se juegan la vida en patera.
Desde el punto de vista cristiano y también ético, este tipo de decisiones son una prueba del daño tan profundo que nos hace y nos ha hecho el relativismo en la sociedad contemporánea.
Todos, pero especialmente los cristianos debemos anteponer siempre, nuestra fe a cualquier teoría o norma económica; es la única forma de concienciar y luchar por una sociedad más justa.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 20, 2012 por gervis en la categoría Articulo