septiembre 24 2015

APLICAR LA ÉTICA Y EL SENTIDO COMÚN

Leemos hoy en el Diario Montañés que el actual alcalde de Noja demandará a su Ayuntamiento y le solicitará una indemnización de cinco millones de euros, por una posible actuación irregular del anterior alcalde que perjudico a su juicio gravemente a su empresa.
Tendrán que ser los Tribunales quienes dictaminen la cuestión en todos sus aspectos y por lo tanto el actual alcalde está legitimado, por supuesto, para defender los intereses de su empresa.
Sin embargo, dicho esto, que parece claro, este señor debiera con esta reclamación en la mano dar un paso atrás y al menos dejar la alcaldía provisionalmente e incluso dimitir; para defender con más libertad sus intereses; ya que moralmente parece claro que en esta situación aunque no lo pretenda, se puede convertir en juez y parte.
En la democracia la forma y el fondo son fundamentales y parece ir contra el sentido común seguir en el puesto de alcalde y al mismo tiempo presentar un litigio contra la institución que preside; esto no debiera de ser una cuestión política, sino de sentido común y es de esperar que se actué de tal manera de lo contrario se perjudicará a la credibilidad de la reclamación y a la propia institución.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 24, 2015 por gervis en la categoría Articulo