enero 25 2013

CADA ÉPOCA TIENE SU AFÁN

El nacional catolicismo, fue fruto de una época, que como toda época tuvo sus luces y sus sombras.
En pleno siglo XXI, en una España inserta plenamente en la Europa democrática, no tiene sentido alguno decir que tiempos pasados fueron mejores.
No tiene sentido, porque las circunstancias históricas y sociales son distintas y cada época tiene su afán con sus cosas positivas y negativas.
Hacen daño, aunque sea de forma involuntaria, aquellos que lejos de buscar formulass para entender a la sociedad y buscar respuestas de fe a los problemas, se pasan la vida sólo pidiendo revisiones de vuelta al pasado, aunque lógicamentete estas peticiones, se camuflen en razonamientos poco entendibles y basados en una realidad apocalíptica.
Quieren ser guardianes de una fe más formal que real, en vez de buscar alternativas y vivir el Evangelio.
La fuerza del Espíritu, nunca abandona a la barca de Pedro, esta premisa debe de ser fundamental para el cristiano, lo mismo que la práctica de la Caridad, cúspide del cristianismo.
Por otro lado, debemos de aprender de la historia de la Iglesia; muchas personas cuestionadas en su tiempo por decir su verdad y denunciar desviaciones, han sido después Santos y Santas de Dios; por lo tanto, mucho cuidado con juzgar tanto de esta forma o la otra de ver la realidad de la sociedad y más respeto y caridad; falta nos hace a todos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado enero 25, 2013 por gervis en la categoría Articulo