noviembre 19 2015

CAÍDA DE OCCIDENTE

El Imperio Romano cayó cuando se acomodo y sus costumbres en todos los sentidos se relajaron, entrando en una deriva de formas de vivir y actuar totalmente absurdas.
El Imperio Romano, perdió su abnegación y hasta el sentido del honor y su luz fue apagándose lentamente.
En Occidente, nos puede pasar lo mismo; la perdida de la identidad, de los valores, el relativismo y hedonismo predominante y creer que nuestras democracias son tan fuertes que nada las afecta; nos puede situar en una debilidad muy preocupante a futuro.
No reconocer que el multiculturalismo ha fracasado con el Islam, es engañarse y situar a las democracias y por consiguiente a las libertades en una situación crítica.
El trabajo a realizar debe de ser a muy largo plazo, el mundo musulmán tiene que evolucionar y ello es una asignatura pendiente, mientras se respete sólo por parte de occidente sus tradiciones y no pidamos la misma reciprocidad por su parte, poco o nada avanzaremos.
No nos engañemos, hay un problema de fondo; el Islam, ve a los cristianos como infieles y como tal creer que aceptan la reciprocidad, es engañarse, desde un buenismo absurdo.
Hay que enfocar bien este asunto y evitar un racismo o «apartheid» hacia la comunidad musulmana, pero hay que hacer ver a esta comunidad que eso sólo será posible desde el respeto a nuestros valores y eso puede ser algo insalvable para su manera de pensar acuñada durante siglos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 19, 2015 por gervis en la categoría Articulo