enero 13 2016

DE TODO UN POCO

Ayer tarde, pudimos ver la toma de posesión del nuevo Presidente de la Generalitat; toda una provocación a la legalidad y una muesca más en el conflicto que intentan provocar desde hace años los independentistas; la formula de toma de posesión es nula y como tal debiera de repetirse o impugnar todas las decisiones del nuevo Presidente de la Generalitat; por cierto, su cara, el espejo del alma recoge sectarismo a raudales y lo que viene en Cataluña no nos deparará nada bueno; ojala me equivoque por el bien de todos.
Mientras, se producía un hecho positivo por lo que se puede derivar: el acuerdo a tres bandas entre PP y Ciudadanos y entre este último partido y el PSOE, que permitirá a Patxi López ser Presidente del Congreso con tres puestos en la Mesa para el PP y dos para el PSOE, Ciudadanos y Podemos; es un buen acuerdo que recoge el reparto de escaños.
Sin embargo; la desilusión en muchas personas, viene dada por el nombramiento de Celia Villalobos y Alicia Sánchez Camacho para ocupar dos de los tres puestos del PP en la Mesa.
Realmente, no se sabe si una provocación al sentido común el que dos personas con una trayectoria llena de controversias, tengan, como premio el ser miembros de un órgano tan importante en los momentos actuales; mientras, el Señor Posada; gran personas incluso muy bien valorada por la oposición, se ha quedado fuera; es algo incomprensible.
Posiblemente, en la largas sesiones parlamentarias Doña Alicia repasará de nuevo, el libro de
Método 3 y el espionaje en el restaurante La Camarga y Doña Celia, se dedicará a jugar con su ordenador personal, a algún juego entretenido; dicho con el máximo respeto, es una foto fija de la necesidad de regeneración del PP, no hacerlo es una temeridad; máxime en el momento político que vive España.
Algunos, en vez de enviar mensajes de ilusión, se dedican a radicalizar su propia medicina y cargan con más madera. Wait and see (esperar y ver).


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado enero 13, 2016 por gervis en la categoría Articulo