febrero 3 2019

DEBACLE MORAL

Los medios de comunicación, no somos ajenos a la debacle moral que vivimos, es más, creo que en general y en distintos grados somos colaboradores necesarios de la falta de valores y de la extensión de una visión de la sociedad en la que todo vale y así nos va.

Pero para todo hay límites y escucho perplejo que un medio de comunicación anuncia a “bombo y platillo” que ha realizado una entrevista a Nicolás Maduro.

Todo sirve para hacer caja, el fin justifica los medios, aunque es verdad que nunca pensé que se llegaría tan lejos, como entrevistar a un personaje que tiene a su pueblo casi en la hambruna, con miles y miles de exiliados en otros países, con gente detenida o desaparecida y con informes serios de que puede llegar a ser juzgado por los más graves delitos contra la humanidad, mientras que unos pocos están “podridos” de  lo robado.

Me pregunto si ese grupo de comunicación, que por otro canal anuncia como para compensar, una entrevista con el señor Guaidó, no tiene unos responsables que “se les caiga” la cara de vergüenza.

Intento ponerme en la piel de un venezolano exiliado en España y me supongo que sentirán asco, impotencia y otras sensaciones.

Que clase de periodismo es, el que entrevista a un dictador inculto, cruel y cobarde, que pronto será juzgado.

Todos en nuestra vida podemos cometer errores e incluso excesos, pero esto es simple y llanamente un “disparate” y una afrenta a la personas de bien.

Espero que pronto la sociedad en su conjunto, se de cuenta de la existencia de personajes que utilizan el dolor ajeno para ellos cobrar grandes contratos, sin sembrar una sola semilla de bien.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 3, 2019 por gervis en la categoría Articulo