agosto 8 2012

EL DIFICIL EQUILIBRIO

El borrador de proyecto que prepara el Ministerio de Sanidad, para evitar el turismo sanitario, es decir, que personas de países de la UE, vengan a España a realizar sus operaciones médicas, es necesario.
Dicho esto, sin embargo, incluir a las personas “sin papeles” inmigrantes ilegales y pedirles un convenio personal de pago, parece discutible desde el punto de vista moral, porque la mayoría de estas personas no tienen medio alguno para poder pagar unos 1.600 euros al año.
Ya sabemos que hay que evitar el gasto superfluo y que el gobierno tiene muy poco margen de maniobra, pero ética y moralmente siempre hay que estar con los más débiles.
La sanidad española garantiza que a nadie le va a faltar la atención sanitaria básica, pero hay que afinar lo más posible la atención a los más débiles, inmigrantes desprotegidos.
Desde el punto de vista cristiano, tenemos que seguir el Evangelio, para nosotros debe de ser, camino verdad y vida, por lo tanto hay que intentar por todos los medios posibles combinar ambas cosas, por supuesto lejos de demagogias irrealizables, pero con el corazón puesto en los más débiles, es decir el ahorro necesario con la justicia social, estoy convencido que el gobierno encontrará la solución más justa; dentro de la situación que vivimos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado agosto 8, 2012 por gervis en la categoría Articulo