octubre 7 2015

EL LÁBARO ES UN INVENTO

La verdad es que el asunto de lábaro empieza a ser cansino.
Parece que para algunos, Cantabria no tiene otra cosa más importante que hacer en estos momentos que inventarse un nuevo símbolo.
Por favor, grupos políticos del Parlamento, no piquen en el anzuelo de la demagogia y pidan al centro de Estudios Montañeses y a otros historiadores de prestigio un informe sobre el lábaro.
Puedo decir, apoyándome en el investigador más importante de los últimos cien años a saber el inolvidable Joaquín González Echegaray en el número 75 de la revista especializada Altamira que edita el Centro de Estudios Montañeses, que el lábaro es un invento; así como suena.
El verdadero lábaro nada tenía que ver con Cantabria, sino era un símbolo militar utilizado por Constantino en el siglo IV después de Cristo.
Basándose en textos de la época González Echegaray, describe al lábaro como una “X” sobre la que superpone una “p” anagrama llamado Crismón que representa a Cristo.
Otro gran investigador, José Luis Casado Soto; me ratificaba personalmente, tras preguntarle sobre este asunto; pocos días antes de su desgraciado accidente de tráfico que le segó la vida; lo extremos aquí comentados, haciendo hincapié en que este símbolo nada tiene que ver con Cantabria.
Concretando más; podemos decir que Joaquín González Echegaray en declaraciones al Diario Montañés, decía:”cuanto estas reivindicaciones tienen una apoyo político me asustan”.
No entiendo porque se inventan la historia cuando Cantabria tiene un pasado tan rico.
Los ciudadanos no podemos consentir que unos pocos por intereses a futuro, manipulen la historia e inventen símbolos; espero que el mundo de la cultura y verdaderos entendidos en la materia se pronuncien sobre el asunto; algunos estamos dispuestos con la razón de los datos a denunciar cualquier intento de tergiversar nuestra rica historia y menos con intereses políticos nada inocentes.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 7, 2015 por gervis en la categoría Articulo