enero 11 2013

EL PRESIDENTE DEL EUROGRUPO DEFIENDE LA JUSTICIA

Jean Claude Juncker, ha puesto el dedo en la llaga, en su despedida como presidente del Eurogrupo, manteniendo una tesis sensata y que nosotros venimos defendiendo en los últimos tres años.
Juncker, ha dicho ante el Parlamento Europa que tiene muchas dudas sobre el ritmo de consolidación fiscal impuesto a algunos países en referencia a Italia, Portugal, España y Grecia, porque algunas naciones en referencia a las del norte de Europa, subestiman la tragedia del paro.
Juncker, ha dicho más, respecto a los países del norte en el sentido de que se creen muy virtuosos y sin embargo, tienen también muchos defectos y problemas.
Juncker, ha expresado su temor a que se pueda perder la dimensión social de Europa y ha defendido la implantación de un salario mínimo a nivel de la Unión Europea.
Hay que dar la gracias al señor Juncker por ser tan claro y decir también que siempre había defendido estas posiciones, que sin embargo, reconocio minoritaria en el Consejo.
Sin una Europa social, sin una Europa de equilibrios, sin una Europa de derechos y deberes; no habrá un progreso estable y se estará construyendo un castillo de naipes.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado enero 11, 2013 por gervis en la categoría Articulo