febrero 7 2014

EL TESTIMONIO COMO NUEVA EVANGELIZACIÓN

Vivimos en una sociedad muy compleja y con muchas aristas y por lo tanto para los cristianos la nueva evangelización no es fácil, máxime,cuando en la sociedad y en su forma de comportarse, se han producido cambios muy rápidos y muchas veces de difícil asimilación.
Pero como seguidores de Jesús; debemos de adaptarnos a la realidad, no confundirnos con ella, pero si utilizar nuevos métodos y formas de llegar a las personas y llevar la buena noticia del Señor.
Estamos en un tramite de adaptación a las nuevas formas pastorales; ya no sirven algunas de las que utilizábamos porque la sociedad a la que nos dirigimos es distinta.
Sin embargo, por mucho que intentemos adaptarnos a realidad pastoral en busca de “la oveja perdida”; si los cristianos a nivel individual y colectivo no damos un testimonio de coherencia, nada tendremos que hacer.
Es decir, el mejor y casi diría que único medio valido para la evangelización actual; es el testimonio de vida coherente de los que nos decimos cristianos y por supuesto de la propia Iglesia.
Si desde la humildad y desde el reconocimiento deficiencias propias y pecados no nos dirigimos a la sociedad; no tendremos individualmente ni como institución credibilidad alguna en los nuevos tiempos.
La Iglesia, como institución, tiene mucho que aportar a al sociedad; lo mas importante; llevar la buena noticia del Evangelio y su labor caritativa y social inigualable; pero también tiene que reconocer culpas y pecados y apartar si miedo alguno, a aquello a aquellos que nos separen de lo que el Evangelio nos pide; los paños calientes no sirven de nada.
Ha llegado el tiempo de separar la paja del grano; por mas que alguno le pese.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 7, 2014 por gervis en la categoría Articulo