diciembre 16 2015

EMOTIVO FUNERAL POR LOS MUERTOS DE LA EMBAJADA DE KABUL

Honrar a los muertos es un acto no sólo de justicia, sino también de caridad.
Ayer se celebro en el Complejo Policial de Canillas en Madrid; el Funeral de Estado por los agentes muertos en acto de servicio en la embajada de España en Kabul, el agente Gabino San Martin y el Subinspector Jorge García Tudela, un funeral que conto con la presencia de los Reyes de España y de las más altas autoridades del Estado.
La ceremonia estuvo llena de momentos de emoción, por la presencia de los familiares y de los compañeros supervivientes que estaban también en la Embajada.
La presencia de los Reyes, abrazando a los familiares; la actitud silenciosa y respetuosa de todos su compañeros en la ceremonia y las palabras llenas de cariño del arzobispo Castrense, Monseñor Del Rio; conmovió los corazones de todas las personas de bien.
Pero hubo un momento que sobresalió sobre los demás; las lagrimas y el abrazo del Director General de la Policía; Ignacio Cosidó a los compañeros que estaban con los Agentes muertos en la Embajada; no sólo lloraba, sino que se veía que conocía personalmente a cada uno de ellos; lo que dice todo a su favor; fueron abrazos largos y sentidos; nunca lo había visto de un alto cargo y me sobrecogió. Necesitamos personas y representantes políticos como Ignacio Cosidó de carne y hueso; humanos y cercanos y no lo que vemos por lo general en una gran parte de nuestros representantes; un producto de marketing empaquetado con perdón para consumir por la sociedad y así nos va.
No tengo el gusto de con conocer a Ignacio Cosidó; pero he leído su “curriculum”; además de estar a años luz en preparación, que la media de nuestros políticos; visto lo visto, debe de ser una gran persona; gracias por su testimonio lleno de humanidad y corazón.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 16, 2015 por gervis en la categoría Articulo