agosto 3 2015

ENCUENTRO CON UNO MISMO

Es casi mediodía y como casi todos los Domingos, me siento en uno de los bancos del antiguo muelle de Pedreña; enfrente la ciudad de Santander,luce su belleza; el sol radiante nos acompaña y la marea está muy baja; a pesar de ello, cientos de embarcaciones deportivas fondean en la playa del Puntal cerca de Punta Rabiosa y en toda la cara sur de dicha playa; el trajinar continuo de la lanchas de Los Reginas adornan aún más un espectáculo de naturaleza y disfrute, es verano y la gente como ávida de disfrute, se lanza a la playas y al mar para regocijarse con la naturaleza que Dios nos ha dado.
Mi mirada se pierde en el horizonte de belleza, mientras, unos jóvenes se lanzan al agua del viejo muelle, me viene a la mente viejos recuerdos con mi padre y aquella motora “Nani”, Emeterio,Restituto y otros acompañantes en el arte de la pesca; pesca, que entonces casi siempre era fructífera.
Los recuerdos, se mezclan con lo que pasa hoy en nuestra sociedad y también con momentos de oración; pido al Señor que dé a esta España nuestra: paz, trabajo y concordia.
En otro momento, me pregunto ¿Dónde está la crisis? Salgo enseguida de mi aturdimiento, la crisis es menor, mucho menor; pero aún hay mucho sufrimiento en personas que han quedado fuera del mundo laboral y vuelvo al Señor y le pido que nos ayude a solucionar esto.
Me pregunto,cuestiones que se quedan sin respuesta y es que el ser humano es a pesar de lo que algunos quieran hacer creer es muy limitado y frágil.
Dejo el lugar, mi asiento preferido, y espero el próximo Domingo poder volver para seguir pensando, rezando y preguntándome más cosas que seguirán sin contestación.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado agosto 3, 2015 por gervis en la categoría Articulo