febrero 9 2012

ESPAÑA NO DEBE SOMETERSE UNICAMENTE A LO QUE DICTE ALEMANIA

Los malos augurios para la economía española en los próximos meses, en modo alguno, deben hacer que tiremos la toalla como que esta situación negativa es irremediable.
El ser humano, con su esfuerzo es capaz de cambiar el rumbo de las situaciones de índole material como es el caso que nos ocurre.
Por lo tanto, no es de recibo que no haya otra solución que paro y sufrimiento para salir de la crisis, sin luego tener horizonte alguno cierto.
Los dirigentes mundiales, europeos y españoles tienen la obligación de poner todos los medios necesarios para paliar esta situación.
El saneamiento financiero absolutamente necesario, no puede ser a costa exclusivamente de los ciudadanos y mucho menos a costa de perder derechos fundamentales en materia de prestaciones básicas; como sanidad, jubilaciones, educación etc.
Si los países del norte de Europa se empeñan en seguir por ese camino; basta con que España e Italia se opongan con firmeza para que las cosas cambien. En modo alguno, estamos diciendo que las reformas no son necesarias y que el gasto público en España no puede seguir creciendo y que por lo tanto, hay meterlo en cintura, pero una cosa es la racionalización del gasto y su control y otra muy distinta es la generación de dolor, incertidumbre y desasosiego en grandes capas de la sociedad, eso no debe ser tolerable, diga quien lo diga.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 9, 2012 por gervis en la categoría Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>