abril 23 2013

ESPERANZA PARA LA GRAN MAYORIA

Son tiempos de esperanza, la esperanza que a través de la fuerza del Espíritu nos ha traído el Papa Francisco.
Sin embargo lo que para la inmensa mayoría de los cristianos incluso de aquellos alejados, es esperanza se ha convertido en huida hacia no se sabe, donde de la resistencia a todo cambio.
Como me decía una importante personalidad son los estertores de una forma de poder y de influencia que el tiempo dejará aún mas en evidencia, el daño causado.
Pero se ha el perdido el miedo a la verdad, algo que nunca debiera de haber ocurrido y eso se nota
en el aire fresco y en la ilusión de las gentes sencillas y de bien.
Como dice el cardenal Amigo, no debemos de tener miedo a la mudanza, sólo debemos de tener miedo a la mentira, y al hacer daño .
Son momentos de esperanza pero también difíciles, no nos podemos engañar el poder concentrado en pocas manos ha sido muy grande y ya sabemos que el poder es como una droga que quita toda
perspectiva de sencillez y ecuanimidad .
Estemos atentos y vigilantes, en oración permanente para superar tantos obstáculos e intereses.
El Evangelio, Jesús, debe de ser nuestra referencia y no el poder terrenal y oropeles temporales.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado abril 23, 2013 por gervis en la categoría Articulo