abril 25 2014

FALTA DE SENSIBILIDAD

El Santo Padre; el Papa Francisco, se ha vuelto a referir días pasados a la situación en el mundo del trabajo; emplazando a los responsables políticos en la lucha contra el desempleo.

Es muy importante que la sociedad a nivel mundial tome conciencia de la importancia de un trabajo digno y un salario digno; no sólo como mera justicia, sino como la mejor manera de garantizar el desarrollo armónico de los pueblos.

Ayer, escuchamos unas manifestaciones totalmente desafortunadas de la señora Mónica Oriol, Presidenta del Círculo de Empresarios; sin pestañear, mostro su lamentable sentido del respeto humano, en referencia a pedir que los jóvenes sin cualificación cobren menos que el salario mínimo interprofesional; dijo, ¿porque te obligan a pagarles aunque no valgan nada?.

No sé si esta señora se declarara católica o no, lo que si muestra a la luz de esta palabras, es una falta absoluta de respeto y sensibilidad por los seres humanos y debiera de dimitir inmediatamente de su cargo; las personas no son mercancías ni máquinas.

Es verdad, que es un problema grave para la sociedad en su conjunto, el que un millón de jóvenes estén en edad de trabajar sin cualificación alguna; es un problema que hay que abordar mediante formación continua, pero no con esclavitud de salarios de hambre.

Qué pena de sociedad.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado abril 25, 2014 por Admin en la categoría Articulo