marzo 14 2013

GRAN ESPERANZA

Cuanta esperanza se palpa en las buenas gentes, ante la llegada del nuevo Papa Francisco.
Sus detalles, su forma de actuar sencilla, su mirada cristalina y su pequeñez ante los demás, deben de servirnos como ayuda fundamental en nuestra conversión interior y exterior en formas y maneras.
El Espíritu, ha actuado y pocos, muy pocos, se atreven a discutir, la necesidad de cambios importantes, que deberán hacerse sin prisa y sin pausa, algunos los ha dejado esbozados ese gran Papa Emérito Benedicto XVI.
Debemos de profundizar sobre las autenticas raíces del Evangelio, acompañar a la sociedad, vivir con ella sus penas y alegrías y sobre todo transmitir esperanza; una esperanza que llega a través de la Buena Noticia.
Abandonar lo que tenemos como cristianos de “hombres viejos”, nuestros pecados inclinaciones, egoísmos y afán por el poder y el dinero y recibir al “hombre nuevo” que transmite la esperanza sin limites que cura heridas y calma sed y pide justicia, en esta sociedad que tiene que recuperar la fraternidad, el amor al prójimo y los valores de dignidad del ser humano, lejos de teorías económicas que a un lado y otro esclavizan y desesperan. Paz y bien.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado marzo 14, 2013 por gervis en la categoría Articulo