abril 18 2013

IGLESIA CASA DE MISERICORDIA

El Papa Francisco, sigue su labor pastoral clara y sencilla; para que todos la entendemos.
Ahora en su carta a los Obispos de Argentina, ha puesto el acento en tener cuidado con el narcisismo y el clericalismo sofisticado en el interior de la Iglesia.
Dos problemas graves, no de las gentes sencillas de nuestra Parroquias y Comunidades, sino de otros estadios como en centros de poder; a modo de ejemplo me atrevo a decir en Roma y por supuesto en Madrid.
Seguramente habrá otros lugares, pero no de tanta importancia.
Donde esta el poder esta el riesgo de contaminación; es humano y así debemos entenderlo.
Respecto a los centros de poder de Madrid; hay de todo como en la propia vida y la genralizacion es siempre injusta; pero si hay que referirse a centros neuralgicos que en los últimos años no han reparado en querer controlar todo, aunque también es verdad en el fondo han controlado menos de lo que se piensan. Estos grupos y personajes pequeños en numero pero fuertes en influencia están preocupados porque ven la Iglesia no como servicio y camino sino como poder y mejora personal.
El Papa Francisco, es consciente de todo esto y estas personas saben que su influencia puede estar tocando a su fin; lo que sera positivo para Iglesia y negativo para sus intereses personales.
Se acabaron los miedos; tener miedo en la Iglesia es un pecado; solo debemos tener miedo a la mentira, al egoísmo, a la cizaña; en definitiva al mal; es decir al pecado.
La Iglesia,es casa de misericordia y acogida en la que todos tenemos que sentirnos como hermanos; sin categorías de ningún tipo.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado abril 18, 2013 por gervis en la categoría Articulo