septiembre 26 2014

IN MEMORIAN, MANUEL GARCÍA VIEJO

Se nos fue el Misionero y Médico de la Orden de San Juan de Dios, Manuel García Viejo; no aguanto su organismo el ébola y falleció, lo mismo que su compañero Miguel Pajares hace unos meses.
En esta sociedad nuestra, egocéntrica y pendiente de lo accesorio y no de lo importante, la noticia apenas tendrá impacto; un día de reseñas en los telediarios y a otra cosa.
Se nos van los mejores; y nos es un tópico, es la realidad cuando se ve tanta generosidad en Misioneros y Cooperantes que arriesgan su vida a cambio de nada; uno se siente un ser insignificante egoísta.
Las televisiones, todos los medios de comunicación, debieran de destacar este tipo de ejemplos y no programas basura que sólo reflejan en pantalla dimes y diretes y comportamientos humanos que dejan mucho que desear.
Si uno dedica; tan sólo unos minutos a reflexionar el tipo de sociedad en la que estamos y a la que nos dirigimos; nos daríamos bien cuenta que vamos por mal camino socialmente, que tenemos que recuperar los valores del ser humano y seguir los mejores ejemplos sociales. Descanse en paz un hombre bueno un gigante de la fe, un mártir.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 26, 2014 por gervis en la categoría Articulo