septiembre 18 2012

INCERTIDUMBRE

La dimisión de Esperanza Aguirre, como Presidenta de la Comunidad de Madrid, hay que respetarla al máximo, es más, pocos político dimiten, por lo que es de admirar.
Dicho esto, sin embargo, la señora Aguirre, deja un grave problema a Mariano Rajoy, se adelanta y quiere dejar sucesor, como si de una monarquía se tratará.
Debieran de ser los órganos internos del PP los que decidieran el candidato a presidente y no poner en un trágala a todo el partido.
No puede permitirse en un partido que lucha contra la corrupción y trata de imponer buenas prácticas el que se ponga al frente de una Comunidad como Madrid a un señor que no es admitido por una parte importante del partido y cuya trayectoria pudiera en cierta manera levantar dudas.
Mariano Rajoy, que ha tenido más paciencia que el Santo Job, ha sido el sufridor continuo de conspiraciones por parte de algunos personajes del PP de Madrid y por lo tanto, ha sido víctima, y no como algunos medios tratan de hacer ver al revés.
El presidente Rajoy, podrá acertar o equivocarse, pero les digo que es una persona íntegra y honrada y nunca se ha plegado a la tupida red mediática tejida por Doña Esperanza y algunos personajes de su entorno en la capital de España.
Por lo tanto, mucha prudencia y atentos a los acontecimientos.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 18, 2012 por gervis en la categoría Articulo