febrero 1 2013

JORNADA PARA LA VIDA CONSAGRADA

Ante la Jornada para la Vida Consagrada, tenemos los cristianos que dar gracias a Dios por los dones recibidos, a través de los miles de religiosos y religiosas de vida activa y contemplativa que trabajan y entregan su vida en los diferentes campos: educación, sanidad, formación, ongs y lo más fundamental en la Evangelización.
Es un tesoro la vida consagrada para la Iglesia, me atraveria a decir que es “lo mejor de los mejor”.
Evidentemente, como en toda acción pueden existir sombras, pero la pregunta sería ¿en que acción evangelizadora, no existen luces y sombras?
Hay que mandar un mensaje positivo porque es real, como lo ha hecho nuestro Obispo Don Vicente, Presidente de la Comisión para la vida Consagrada de la CEE.
La vida consagrada, es una fuerza vital en la Evangelización y por estar muy pegados a la realidad social, tienen un conocimiento de la misma muy superior a otras instancias; por lo que deberiamos tomar en cuenta sus recomendaciones pastorales y su sintonia con la realidad; evidentemente lejos de cualquier error de fondo que pudiera cuestionar la propia fe de la Iglesia.
El miedo nunca es bueno. El Señor nunca utilizó el miedo y si una vez fué duro con los mercaderes en el templo; no hay que olvidarse que aquellos mercaderes creian estar más cerca de las leyes judias que otros.
En estos momentos que vivimos en el mundo y por lo tanto en la Iglesia; necesitamos mucho diálogo, escuchar opiniones y sobre todo un corazón compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en clemencia; así es la Iglesia, así debe de ser la autentica Iglesia. Gracias muchas gracias religiosos y religosas por vuesta impagable labor.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 1, 2013 por gervis en la categoría Articulo