febrero 15 2017

LA DESCALIFICACIÓN PERSONAL DEBILITA

Las descalificaciones personales en política, no conducen a nada bueno y casi siempre suelen ser fruto de la falta de ideas o de cierta impotencia a la hora defender cualquier proyecto.
Parece, que ahora se ha abierto el ventilador de la descalificacion personal en el PP de Cantabria, sin duda,algo triste y en cualquier caso un grave error, que no debiera repetirse.
La política, debiera de ser un ejemplo de servicio y entrega, un debate de ideas y no otra cosa.
El “gran” José María García, siempre dice y con razón, que los políticos son empleados de los ciudadanos y como tal debieran de ser ejemplares en sus manifestaciones y conductas y respetuosos en los procesos democráticos.
La descalificación o el desprecio a cualquier persona,por no coincidir en planteamientos políticos,sea del propio partido o de otro, debilita el proyecto que supuestamente se quiera defender.
Por otro lado, cualquier militante del PP tiene derecho a aspirar a la representación de este u otro cargo y ser sin excepción respetado en lo personal y no recibir ningún tipo de descalificación, aunque no se comportan sus argumentos.
No descalificar, aunque muchas veces se pueda pensar que uno tiene motivos, es la mejor práctica de demostrar educación y tolerancia.
El debate de ideas es sano en cualquier organización democrática, las descalificaciones de índole personal no.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 15, 2017 por gervis en la categoría Articulo