septiembre 18 2018

LA DESVERGÜENZA DE MADURO

La fotografía de Nicolás Maduro en Turquía, almorzando en uno de los restaurante de carne más caros de Estambul , fumándose un habano y con un reloj de oro en la muñeca, es una muestra más de degeneración moral, e intelectual  de un dictador, personaje corrosivo y corrupto.

Alguien, aunque sea con la fuerza, debe de parar al régimen de Venezuela, una autentica maquina de dolor, hambre y desesperación.

Maduro, debe de ser llevado junto con otros dirigentes a un Tribunal Internacional, para que sea juzgado de los gravísimos delitos de los que se le acusa.

Debe de investigarse, también, la supuesta relación del régimen con el narcotráfico y bloquearse los cientos de millones de dólares que importantes dirigentes tienen en el exterior.

Aquellos, como Rodríguez Zapatero que justifiquen en cualquier cosa a este régimen de terror, contribuyen directa o indirectamente a su legitimación.

 


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 18, 2018 por gervis en la categoría Articulo