octubre 24 2020

LA MOCIÓN QUE DIVIDE

Desde un análisis sensato y con la información de fondo disponible, el debate de la moción de censura, no ha sido bueno en términos generales para el centro derecha, por mucho que la terminales mediáticas se empeñen en proclamar.

No fue bueno para Vox, porque la moción no tenia futuro numérico y porque mezcló demasiados temas que en el debate “no venían a cuento” y no fue bueno para el PP, no tanto, por el sentido del voto que se puede reconocer como estrategia discutible y se puede entender sino por el tono nada moderado del señor Casado contra el señor Abascal, un tono innecesario a todas luces con la información que tenemos a no ser que existan otras cuestiones que desconocemos la mayoría de los españoles, pero que en cualquier caso se debieran de solucionar a nivel personal.

El PP debe darse cuenta de que los votos no son nada más que de los ciudadanos cuando votan y no son patrimonio exclusivo de ninguna formación, por lo que hay que hacer méritos todos los días para ganarse la confianza de los electores.

Estaba en todo su derecho y yo creo que en su deber, mostrar el señor Casado que el PP, es un partido de centro derecha moderado, pero eso nada tiene que ver con un ataque tan despiadado contra el señor Abascal, que si bien es verdad no debiera haber presentado la moción de censura, tiene muchos votantes que han votado al PP y pueden volver hacerlo, aunque la decisión del señor Casado desde luego no lo va a favorecer.

Sobran personalismos en el centro derecha por un lado y por otro, sobran facturas personales de muchos dirigentes que han estado juntos anteriormente y quieren llevar sus “cuitas” particulares a la vida política, en medio de una gran crisis sanitaria, social y económica.

Se han equivocado todos y han dejado huérfanos de esperanza al centro derecha en su conjunto, mientras la izquierda no tiene inconveniente de pactar con la izquierda más radical y comunista.

En ello se ha equivocado el señor Casado y su Secretario General que se está convirtiendo en un “lastre” para su partido

Vox, tiene incoherencias y muchas veces sobreactuación, pero defiende algunos valores muy importantes que el PP parece haber olvidado y en ello los “burócratas” de Génova 13 creo que se han equivocado.

El tiempo cura todo, esperemos que alguien ponga sensatez, porque a este paso el señor Sánchez tendrá nietos estando en la Moncloa, por mucho que la terminales mediáticas o el IBEX quieran; los que pisamos la calle lo palpamos, el señor Casado y el señor Abascal se han equivocado, me da la impresión que a ambos les falta generosidad.

Por otro lado, el señor Casado, debiera de analizar si el elogio de sus adversarios, significa que esta acertando, por ello Sánchez salió fortalecido de una moción innecesaria.                 


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 24, 2020 por gervis en la categoría Articulo