octubre 29 2014

LO MÁS ATROZ DE LAS COSAS MALAS, ES EL SILENCIO DE LA GENTE BUENA

Decía Gandhi, que lo más atroz de las cosas malas, es el silencio de la gente buena.
Este paradigma, es el que se está produciendo en muchos ambientes de nuestra sociedad:
En las empresas, en las instituciones, en la vida política y diría que alguna vez incluso en el interior de la Iglesia.
Estamos atenazados por el miedo y unos pocos parecen que son muchos, porque meten mucho ruido; pero es mucho más grande el número de personas buenas, que componen lo que se llama la mayoría silenciosa.
La gente buena, debe de dejar el silencio y la excesiva prudencia y pasar a la acción; es decir que los “buenos” se pongan en marcha; porque si no sucede lo que sucede que muchas veces, quizá demasiadas los malos parece que triunfan.
Buscar el bien y rechazar el mal debiera de ser el primer objetivo y el segundo ponerse en marcha y llevar el mensaje de que hacer el bien e intentar ser bueno; es gratificante y maravilloso y además nos hace más felices; eso sí teniendo cuidado, porque como decía Jaime Balmes, el bien muchas veces, está mezclado con el mal


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 29, 2014 por gervis en la categoría Articulo