noviembre 19 2018

«LOS CHALECOS AMARILLOS»

La protesta de los “chalecos amarillos” en Francia, un movimiento no político e independiente contra la subida del precio de los carburantes para recaudar más impuestos, han paralizado Francia, con cortes en carreteras y autopistas y con el triste balance de una persona fallecida al ser atropellada por un vehículo y varias heridas en los enfrentamientos.
No debiera mirar hacia otro lado el señor Sánchez en España, tentando mucho la suerte con subida de precios y peajes en autovías porque este tipo de movimientos pueden contaminarse.
En el fondo, es un movimiento de clases medias y agricultores, cansados de pagar impuestos y hartos de una clase política convertida en puro marketing y sin sentido de la austeridad.
Este tipo movimientos son incontrolables y se saben cómo empiezan y no como acaban.
Mientras, en España el señor Sánchez, no tiene reparo alguno de utilizar el helicóptero a cualquier hora, según El Confidencial, lo ha utilizado cinco veces en cuatro días a cinco mil euros la hora de vuelo, para realizar el trayecto entre la Moncloa y Torrejón, lo que es todo un ejemplo de sensatez y austeridad para los contribuyentes españoles.
Todos a callar y a pagar.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 19, 2018 por gervis en la categoría Articulo