octubre 3 2013

MADRE Y SEÑORA NUESTRA

El Altar Mayor de la Basílica del Pilar se cerro por casualidad poco antes de la explosión de la bombona de gas puesta por un grupo terrorista y desalmado.
Nos olvidamos con frecuencia de la presencia de María Reina y Madre, recordamos también como nunca explotaron las bombas que cayeron en la guerra civil contra la Basílica.
No trato con este comentario de hablar de ningún milagro en concreto, pero aunque no lo queramos ver la Santísima Virgen intercede permanentemente por nosotros, pero creo firmemente en que nunca nos abandona y esta es una prueba más de ello.
La Basilica, esta siempre llena de fieles y visitantes y sin embargo afortunadamente
no hubo que lamentar desgracias personales. Muchas gracias Señora y Madre Nuestra.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 3, 2013 por gervis en la categoría Articulo