enero 28 2013

MEDIOS Y EVANGELIZACIÓN

Los medios de comunicación católicos, tenemos la obligación y la responsabilidad de evangelizar.
El llevar la “Buena Noticia” del Señor se puede hacer a través de la retransmisión de las celebraciones religiosas, por supuesto, y también a través de programas que de forma directa e indirecta tengan mensaje o ejemplo.
Podemos decir que la pastoral indirecta, es decir la de el ejemplo, o forma de ver y entender la vida de manera integral; es casi más importante que la propia pastoral directa.
Como dice el viejo refrán: un ejemplo, vale más que mil palabras.
Como seres humanos y pecadores los cristianos tenemos carencias y lagunas en nuestro propio testimonio; es importante por lo tanto, tener conciencia de ello para redoblar nuestros esfuerzos en mejorar nuestras formas de actuar.
Sin embargo, es imposible dar lo que no se tiene; es decir no se puede evangelizar por quien no cree .No se trata de decir que el no creyente es peor persona, no es así, conozco personas no creyentes muy generosas y buenas, pero el no creyente normalmente no conoce el Evangelio, no está en contacto con la cultura de la fe y por lo tanto su evangelización es poco menos que imposible.
En este sentido no me refiero a personas no creyentes, pero sumamente respetuosas con la fe; sino a personas a los que la fe de la Iglesia les importa un bledo.
Es un contrasentido, que esas personas participen en medios católicos, no de forma esporádica cosa entendible por la pluralidad de la sociedad; sino personas que participan de forma habitual, cuestión que no debiera tener justificación.
Si los comunicadores católicos, no nos miramos a nosotros mismos cada día, mal muy podemos llevar la buena noticia; entre otras cuestiones porque la sociedad actual castiga muy duramente la incoherencia.
La evangelización, no debe de ser sólo cuestión de los programas religiosos, sino que debe de ser una forma de pensar, ser, vivir, actuar eso exige compromiso, claridad de ideas y perseverancia.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado enero 28, 2013 por gervis en la categoría Articulo