febrero 13 2014

MIGUEL SERVET Y «LOS PARALELISMOS»

La vida de Miguel Servet, gran teólogo y científico español del siglo XVI, tiene salvando las distancias, muchos paralelismos con lo que ocurre hoy en nuestra sociedad en muchos campos.
Las investigaciones de este sabio, abarcaron campos de las ciencia, astronomía, meteorología,matemáticas y por supuesto medicina, donde realizó el mas importante descubrimiento sobre la circulación de la sangre en los pulmones de la época; marcando un antes y un después.
Servet, participo en la Reforma Protestante, pero al final fue repudiado tanto por católicos como por los protestantes, estos lo arrestaron y sometido a juicio fue condenado a morir en la hoguera por un
Consejo de la ciudad de Ginebra y las propias Iglesias Reformadas de los Cantones.
Su gran delito: el pensar y tener equivocadamente o no, una opinión propia en muchos campos.
La ejecución de Miguel Servet, escandalizo a muchos pensadores de toda Europa.
Sebastián Castellion (importante teólogo) dijo al respecto :”Matar a un hombre, no es defender una doctrina, es matar a un hombre”.
Salvando las distancias y los tiempos; ahora en esta España nuestra; se mata a través del “apartheid” intelectual, o el “linchamiento” mediático; lo vemos en debate sobre la nueva ley del aborto que pretende el Gobierno; se manipula al que la defiende, se le insulta, todo, por defender al débil y por tener una idea distinta a ciertas corrientes supuestamente dominantes.
Les pongo otro ejemplo que nada tiene que ver; el fusilamiento moral de descalificación e insulto de forma inmisericorde durante muchos meses, del anterior Consejo de Administración del Racing, en una “caza” despiadada a las personas y no a su gestión, que no entro a valorar.
Son “fusilamientos” en vida de fama, y posibilidades de convivencia al margen del Codigo Penal y de cualquier ética y por supuesto en las antípodas de cualquier atisbo de caridad cristiana,lejos de cualquier libertad de opinión.
Ir contracorriente equivocadamente o no, tiene como tributo, la perdida de libertad individual y el linchamiento mediático sin posibilidades de defensa; un paralelismo en toda linea, salvando las distancias; lo mismo que le ocurrió a Miguel Servet, y es que ya lo dijo tambien Martín Luther King: “Si quieres tener enemigos, no hace falta declarar una guerra, basta con decir lo que uno piensa”.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 13, 2014 por gervis en la categoría Articulo