febrero 13 2013

MUCHAS GRACIAS SANTO PADRE

El ejemplo de humildad dado al mundo por Benedicto XVI, no parece que ha gustado en exceso a aquellos que critican todo lo que se haga desde la Iglesia y también por algunos de la propia Iglesia a los que el asunto les ha cogido con el paso cambiado; vamos, le ha destrozado sus planes.
Benecito XVI, un sabio de este siglo, un hombre cargado de bondad y humildad, ha actuado en conciencia y sin miedo; algo muy importante en los momentos que vive el mundo y la Iglesia.
Nos deja marcado el camino, su Magisterio y sus escritos son una joya, consciente de la necesidad de abordar desde la vitalidad y con fidelidad al Evangelio, grandes cambios.
Se quiera ver la realidad o no, Benedicto XVI, desde el profundo amor y fidelidad a la Iglesia ha sido un Papa valiente y que ha dejado perfilados asuntos muy importantes que con el tiempo se verán: el diálogo con la sociedad, la unidad tan deseada con los cristianos; etc.
Los inmovilistas, están nerviosos, no sólo en España que los están y mucho, sino en otras latitudes.
La Iglesia, necesitaba de un testimonio de humildad fuerte y no es que estos no se produzcan a diario por miles y miles de cristianos en todo el mundo; sino que dada su repercusión mediática el efecto positivo es aún, más multiplicador.
La mirada de BenedictoXVI, recoge su rostro cariñoso, un tanto tímido y profundamente bondadoso y amable.
Muchas gracias Santo Padre.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 13, 2013 por gervis en la categoría Articulo