marzo 19 2013

NO TENER MIEDO A LA BONDAD NI A LA TERNURA

No tenemos que tener miedo a la bondad ni a la ternura, ha dicho el Santo Padre Francisco.
En esta hora que nos toca vivir en la Iglesia y en el mundo, debemos de profundizar en el bien abrazar el bien con todas nuestra fuerzas y rechazar el mal también con todas muestra fuerzas.
Cuando el sufrimiento de inocentes nos abofetea, cuando la injusta y la opresión anida, los cristianos y todos los hombres de buen voluntad debemos abrazar de palabra y de obra el bien.
Este regalo del Señor, que es el Papa Francisco, nos interpela a todos, pero principalmente a los cristianos.
Una Iglesia samaritana, que acoge y perdona, es más necesaria que nunca; modificar formas y maneras de relacionarnos entre nosotros y con los demás debe de ser un reto.
Este Papa nos marca pautas también en este sentido.
Obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos, fieles laicos; debemos de estar en permanente actitud de humildad; no hay cristianos de primera y de segunda; todos somos hijos de Dios y cristianos por el bautismo y a todos vino a salvar Jesús,.
La vida eclesial debe de convertirse ser concordia y debemos de rechazar con firmeza la utilización de la fe en beneficio propio o de grupo alguno de poder; de otra forma no será posible una evangelización fraterna y en Comunión.
La unidad y los carismas son un bien de toda la Iglesia.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado marzo 19, 2013 por gervis en la categoría Articulo