septiembre 16 2013

OTOÑO PRIMAVERAL

Ha comenzado un nuevo curso eclesial. La Iglesia española, necesita cambios; cambios, que sintonicen bien con la nueva primavera eclesial y con el gran caudal espiritual que se derive de la forma y fondo en el proceder del Santo Padre, el Papa Francisco.
Esta ilusión mundial, no puede ser marchitada, por intereses de nada ni de nadie, sólo, debiera imperar la necesidad de dar respuesta desde la fe, a los nuevos retos de esta sociedad.
Tanto el fondo, como las forma de la Nueva Evangelización son importantes y por lo tanto, también el carisma de las personas y su forma de actuar.
Necesitamos Pastores cercanos, conocedores de la realidad social, abiertos a entender los problemas que nos acechan, bondadosos en el fondo y en las formas, dispuestos a dejarse la piel por el Evangelio y su Iglesia; dispuestos a unir y no separar, a convencer y no imponer.
Pero, esta ilusión corre riesgos, necesitamos orar y mucho, porque hay intereses particulares y de grupos que no quieren remar en esa dirección y quieren frenar todo cambio para seguir mandando.
Hay mucho poder por medio, no nos engañemos, y eso es una pena una autentica pena.
La pregunta seria ahora y siempre, si vamos a servira la Iglesia o nos servimos, para dominar e imponer.
Sin embargo, afortunadamente el torrente de cambio parece imparable y poner puertas al campo parece imposible; además el Señor, esta detrás de su Iglesia a pesar de tantos intereses y afán de dominio; sin duda, por más que pese a unos pocos, el otoño será primaveral.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 16, 2013 por gervis en la categoría Articulo