marzo 9 2012

TIEMPO PARA PENSAR, TIEMPO PARA MEDITAR

En esta hora que nos está tocando vivir, estamos faltos de buenos ejemplos y de reflexiones profundas que calen en el ser humano.
Es por eso por lo que les hago referencia a un artículo publicado por el Abad del Monasterio de Poblet, bajo el titulo ¡Malditas ocupaciones! en Religión Digital.
La falta de tiempo, para el ser humano, en sus necesidades vitales: lectura, familia, descanso, oración, en definitiva tiempo para uno mismo y para los demás.
Dice el Abad de Poblet que esta sociedad no tiene tiempo para nada estamos derramados hacia el exterior. Al no interiorizar, ese espacio interior que es la verdadera fuente de vida humana, las relaciones se van haciendo cada vez más frías, más interesadas. En una palabra -dice el Abad-el corazón se endurece
Recoge también en su artículo una reflexión de San Bernardo al Papa Eugenio III, sobre la dureza del corazón, en la que se dice literalmente:”Sustráete de las ocupaciones al menos algún tiempo.Cualquier cosa menos permitirles que te arrastren y te lleven a donde tú no quieras.
En definitiva, es necesaria la dimensión espiritual de la vida, aquel ejercicio que nos permita cuidar todo nuestro espacio interior que es donde reside lo más valioso de la persona.
Y esto como dice en su escrito, no se debe confundir siempre con una vida religiosa, donde también se puede dar la dureza de corazón. La Iglesia nos lo recuerda cada día cuando iniciamos la jornada con la primera plegaria y recitamos este salmo.”Si hoy escuchas la voz del Señor no endurezcas el corazón”.

marzo 7 2012

LOS CRISTIANOS NO PODEMOS MIRAR HACIA OTRO LADO EN LA CRISIS ACTUAL

Los cristianos en la hora actual de la crisis económica y social que vivimos, no podemos mirar hacia otro lado y cargar a otros con nuestra responsabilidad.
Como ciudadanos libres y como católicos no podemos renunciar a transformar la sociedad, a ser fermento en la masa y buscar un mundo más justo y solidario.
Una rebeldía, respetuosa con todas las personas, pero que alce su voz ante tanta injusticia y desesperanza es necesaria, no para desunir sino para unir y buscar el bien común lejos de egoísmos mercantilistas y de mercado que están llevando a Europa al desasosiego y a la crisis.
Los cristianos con valentía podemos ser reivindicadores de la doctrina social de la Iglesia, que emana del corazón del Evangelio.
Ser cristiano, a veces, puede suponer ser discordante con la moda o el modelo imperante en tal o cual cuestión, pero en esta hora aunque suponga sacrificio, los católicos debemos de estar del lado de los más débiles y desamparados, en definitiva de aquellos que más sufren y padecen.
Las doctrinas liberales, más o menos ocultas nos llevaran a una sociedad más desigual y por consiguiente más injusta.
En definitiva, no se trata de ir contra nadie sino de buscar la verdad y la justicia.

marzo 6 2012

FRENO A LA CORRUPCIÓN

Nos estamos cansando los ciudadanos de los diferentes casos de corrupción que asolan nuestra querida piel de toro,
No hay día que no escuchemos relatos, algunos de ellos espeluznantes, sobre casos de corrupción.
En el fondo de la cuestión esta la falta de valores, la falta de sentidos democrático y un sentido patrimonialista del poder.
La tentación es grande, pero hay que decir, que si los partidos políticos tuvieran un mayor control sobre sus militantes muchos de estos casos no ocurrirían.
La renovación continua de los partidos políticos debiera de ser un aspecto fundamental en su funcionamiento y evitaría que el poder se eternice en las mismas personas y permitiría la autocritica.
La corrupción es una lacra que hay que combatir con todos los medios, porque de lo contrario acaba con el propio sistema democrático

marzo 1 2012

TRANSMISORES DE ESPERANZA

Debemos de ser transmisores de esperanza y replantearnos la vida desde la solidaridad ye el bien común.
La situación económica y social es grave muy grave, pero debemos de pensar en un futuro mejor, en una proyección de mejoras y de búsqueda de soluciones.
Sólo, desde la fraternidad desde la ausencia de egoísmos, saldremos mejor de la crisis.
Porque la salida de la actual situación, puede ser de forma justa, pero también de forma injusta, con una sociedad dual sólo de ricos y pobres.
El horizonte de la fe es fundamental para tener esperanza; el ser humano no creyente se encuentra vacio sin perspectivas, sin embargo, deberá mirar poniendo su confianza en Jesús, el autentico amigo que nunca falla.
La fe, ahora aún con más motivo, es un asidero firme, que conforta, anima y da esperanza,
Abrámonos a la buena noticia en la seguridad que el señor no nos dejará solos.

febrero 27 2012

HUMANISMO CRISTIANO REFERENCIA FUNDAMENTAL

El humanismo cristiano tiene más vigencia que nunca y debiera ser más defendido que nunca.
Ha habido quien se ha atrevido a decir que la referencia al humanismo cristiano, no tiene nada que ver con la religión, esto es un disparate en toda regla, porque los valores cristianos están basados en una religión como en este caso son las cristianas, en sus diferentes credos.
Si la sociedad se queda sin referencias firmes, sin asideros perdurables, el relativismo lleva a la manipulación del ser humano y le deja al pairo de una sociedad muy agresiva e inhumana.
Por lo tanto es necesario, es vital, diría yo que se recuperen los valores que emanan del Evangelio y de la riquísima tradición del Magisterio de la Iglesia.
Un sociedad sin valores, acaba siendo una sociedad en la que todo vale y en la que el más fuerte cada vez es más fuerte y los más débiles quedan totalmente desprotegidos y sin futuro.
La gran cruzada moral a realizar está en la búsqueda de equilibrios: fe y razón