febrero 18 2014

PAZ Y VERDAD EN EL RACING

Hay que alegrarse de que la paz parece que llega al entorno Racinguista.
De la paz, siempre saldrán cosas positivas y unión de fuerzas.
Sin embargo, el que la paz llegue, no debe de significar que no se busque la verdad y se diga sin insultar a nadie, ni hacer daño.
El nuevo Consejo de Administración, va a tener la suerte que no tuvo el anterior; el que nadie les va a insultar, ni nadie, espero y deseo les hará el boicot, como le sucedió al anterior.
La gestión del anterior Consejo; fue mala y mucho peor su forma de comunicarse con los aficionados, pero eso en modo alguno, autoriza a nadie a perseguirles personalmente e incluso a casi justificar, la violencia irracional; en esto “unos han movido el árbol y otros han cogido las nueces”.
Unos de buena fe y otros por intereses que se irán viendo, han intentado por activa y por pasiva; no solo hacer daño al Consejo, sino hacérselo al Racing; aunque ahora todo sea bueno y bonito.
Las hogueras y los linchamientos personales, repito, por muy mala que sea una gestión; la que fuere, no pueden ser justificados.
Ya no hay “okupas” en el Racing; bien, pues si no los hay ahora, antes tampoco porque hipotéticamente los actuales mandatarios están con los mismo poderes; no puede ser que el relativismo sea tan claro de que todo sea según interesa.
En cualquier caso; lograda la paz; habrá que decir que abandonemos ya las maniobras orquestales y pasemos por caja; es decir que tanto racinguista como aparece últimamente contribuya en una ampliación de capital obligatoria y fundamental para el futuro del Club; lo demás son fuegos de artificio. La ampliación de capital será la prueba que determine si la sociedad de Cantabria apuesta o no por su equipo.
En cualquier caso los mejores deseos para el viejo Racing; en las antípodas del cuanto pero mejor que algunos han llevado a cabo en los últimos meses.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 18, 2014 por gervis en la categoría Articulo