febrero 1 2016

PEDIR PERDÓN EN POLÍTICA

El ministro de Economía y hombre fuerte del gobierno de Japón, Akira Amari, ha dimitido hace muy pocos días, por ordenar a sus ayudantes que una donación anónima de una constructora, se ingresará como donativo para su formación política.
Entre lágrimas, este hombre de 68 años y con mucho prestigio, ha dicho que su renuncia viene motivada por el deseo de evitar acusaciones que distraigan a la administración; la cantidad donada asciende a 92.000 euros.
¿Se imaginan ustedes a un líder español dimitiendo por cosa similar?
Lo primero que declararía, es que no sabía nada, que la culpa la tienen otros y que condena la corrupción.
Japón, tiene en su sociedad unos valores que son los que sustentan sus instituciones; son en este caso valores ancestrales sobre la dignidad y la honradez, pero son un código fundamental.
En España; nos hemos cargado todos los valores y la mentira es la moneda de cambio de la inmensa mayoría de los políticos; lo que nos lleva al caos.
Los partidos políticos en Japón no son un fin en sí mismo, sino son un medio para servir a la sociedad; lo que hace que el sistema, aunque no sea perfecto funcione; todo lo contrario que en España; donde los partidos políticos se han convertido en un fin en sí mismo y en una máquina de colocación y de poder por el poder.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado febrero 1, 2016 por gervis en la categoría Articulo