marzo 22 2013

PRIMAVERA ECLESIAL

Por activa y por pasiva lo tenemos que decir la llegada del Santo Padre Francisco, nos debe de interpelar a todos y si si no es así es que nuestro corazón esta embotado.
El Papa Francisco, esta marcando tiempos y sus gestos aseguran continuidad y reformas; reformas interiores que en el seno de la Iglesia ha esbozado el Papa Emérito y continuidad por supuesto como no puede ser de otra manera en lo fundamental de nuestra fe.
Pero no debemos de esconder las dificultades, que los inmovilistas plantearan; son aquellos que pretenden una Iglesia cerrada en si mismo y tienen miedo a todo cambio, quizás por estar agarrados a poderes terrenales o por un desconocimiento en profundidad del Evangelio.
Los lobos, que intentaron hacer daño a ese gran Papa ya Emérito Benedicto XVI, siguen estando ahí.
Ellos ocupan lugares privilegiados, y creen que la Iglesia es una sociedad anónima, me consta que están muy preocupados, quizá porque en vez de haber hecho de la propia Iglesia , casa de misericordia y acogida han querido hacer otra cosa.
Nadie, nadie, debiera tener miedo en la Iglesia porque este Papa, o este el otro, este Obispo o este otro, si hay miedo es porque la misericordia no esta en nosotros y porque se han sembrado, muchos vientos y se temen recoger tempestades, pero en modo alguno debe de ser así.
Otra cosa será, que nadie esta legitimado dentro de la Iglesia, para quitar tanta esperanza como ha sembrado el Papa Francisco.
Les cuento una anécdota: el otro día me llama un joven cristiano pero no muy practicante y me dijo que el Papa le entusiasmaba y que quería volver a la práctica religiosa; el testimonio me impresiono, pero le dije que nuestra fe debe de estar basado en Jesucristo y no en las personas, aunque evidentemente el testimonio hace mucho bien a las gentes de buena voluntad.
La Iglesia española, necesita aire fresco, libertad y no criticas y por supuesto desterrar los “lobbys” poderosos que desde algunos círculos madrileños han intentado controlar todo, bien es verdad que con resultados controvertidos; son teóricos de la nada, desconocen la realidad de las Diócesis y sólo les preocupa el poder por el poder.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado marzo 22, 2013 por gervis en la categoría Articulo