mayo 20 2016

PRIMERO, HAY QUE REGENERAR A LA SOCIEDAD

No cabe la menor duda que las nuevas formaciones nacidas a izquierda y centro, habían llegado a ilusionar a los ciudadanos por el simple motivo que su mensaje de regeneración gustaba; sin embargo, muy pronto sus prácticas están dejando claro que son más de los mismo y en algún caso mucho peor.
El motivo principal, viene dado por una cuestión muy simple; la necesidad de cambio está en los individuos y por lo tanto en la sociedad en su conjunto; mientras eso no se produzca (que no vamos camino de ello) dará igual las nuevas siglas.
Hay un fariseísmo muy grande en la sociedad a la hora de criticar las prácticas de los partidos políticos, cuando en el fondo, los partidos son una expresión de la sociedad y sus conductas.
Si la sociedad no tiene valores, si todo vale; si la ética y la moral no se valoran, si el fin justifica los medios, es lógico que la vida interna de los partidos se conduzca en algunos casos, no siempre, por estos derroteros.
Para regenerar la forma de hacer política, primero habrá que regenerar a la sociedad en todas sus vertientes.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado mayo 20, 2016 por gervis en la categoría Articulo