septiembre 23 2013

PROFUNDIZAR EN EL EVANGLELIO

Algunas declaraciones, del Santo Padre, el Papa Francisco, parece que no gustan a algunos representantes de terminales mediáticas españolas.
Predicar el Evangelio y buscar la profundidad del mismo, crea como le sucedió a Jesús enemigos.
Algunos les gustan más las normas, que nos hemos dado los seres humanos y la propia Iglesia a lo largo de los siglos que el propio Evangelio; olvidadonse que las normas deben señar señales que nos lleven y nos ayuden para vivir el Evangelio y no al revés.
Cuando se acumula mucho poder a lo largo de años, cuando se juzga de forma inmisericorde a aquellos que están alejados o no coinciden en nuestro planteamientos, uno corre el el grave riesgo de acostumbrarse y olvidarse de los fundamental, del amor a Dios con todo nuestro corazón y nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos.
Esta tentación la podemos tener todos, como también existe la tentación a que nada cambie, olvidadonos que la realidad de la sociedad actual nada tiene que ver con la de hace un siglo; sin que evidentemente los cambios en modo alguno, puedan afectar a lo fundamental de nuestra fe.
Los intolerantes de ahora, son los fariseos de antes, se fijan a en lo accesorio y se olvidan de los fundamental, y su preocupación es el poder.
La oración, los sacramentos, la practica permanente de la caridad, nos debe de ayudar a buscar los nuevos horizontes, en la confianza que ningún cambio ha sido fácil en la Iglesia.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado septiembre 23, 2013 por gervis en la categoría Articulo