noviembre 19 2012

RACING, CAMBIO DE RUMBO

Los tristes sucesos ocurridos el pasado sábado al final del encuentro del futbol Racing-Villarreal, son el resultado final de muchas irresponsabilidades de los diferentes gestores del conjunto racinguista en los últimos quince años, aunque con diferente grado de responsabilidad.
Se puede decir el viejo refrán: “entre todos la mataron y ella sola se murió”.
No se puede apuntar a un solo responsable en la situación a la que ha llegado nuestro representativo, aunque evidentemente los últimos tres años han sido toda una culminación de despropósitos y de mala gestión.
Los medios de comunicación, no hemos sido tampoco ajenos a crear un clima muchas veces poco respirable; bien es verdad, que unos más que otros, allá cada uno con su responsabilidad.
Ni los que están, ni los que quieren estar, son en estos momentos personas adecuadas para llevar el timón de la nave racinguista.
Es necesario buscar personas independientes de inmaculada trayectoria para poder hacer la transición y “salvar los muebles”.
Con violencia, con gritos y descalificaciones no se arregla nada, sólo con trabajo y compromiso; el Racing no desaparecerá.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 19, 2012 por gervis en la categoría Articulo