noviembre 19 2012

SENTENCIAS OPINABLES

La última sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Matrimonio entre personas del mismo sexo, es dicho con respeto, un despropósito.
Lo es, porque la sentencia interpreta la voluntad de la sociedad y no lo que dice el texto de la carta magna; es decir, dicho de otro modo reinterpreta el texto y se adapta a un elemento sumamente peligroso, como es el señalar que la cuestión es admitida por la sociedad y por lo tanto no hay problema.
El tribunal tiene que juzgar según la ley y no es quien; para interpretar voluntades, porque con la misma vara de medir, se puede decir lo contrario, que la sociedad quiere otra regulación.,
Es decir, lo que creen que es políticamente correcto en el momento actual lo adaptan a la sentencia.
Puestos a interpretar lo que piensa la sociedad, bien podrían haber valorado las consecuencias sociales de todo tipo, es más no todas las personas homosexuales que conviven están de acuerdo con que se reconozca la unión como matrimonio; como se ha demostrado en Francia recientemente.
En definitiva, el Tribunal Constitucional, interpreta a su gusto y parece, más mirar otras modas e intereses, que lo que dice la letra…


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado noviembre 19, 2012 por gervis en la categoría Articulo