diciembre 20 2013

SIN VALORES NO HAY SOLUCION

La deriva social, económica e institucional que vive España, no es un problema político y que tenga únicamente solución desde la política en primera instancia, sino como derivada: es un problema ético y sobre todo de valores.
Cuando la estrategia y mentira anida en los corazones y en las instituciones, todo el entorno enferma y entra en crisis.
Cuando se antepone al bien general, el bien particular o individual, se desarrolla un egoísmo galopante que nos lleva a la situación actual.
Es necesario recobrar las bases de la verdad, el amor por la cosas bien hechas, de la generosidad y no del egoísmo y para que así sea, hay que cambiar el actual modelo de sociedad, ya no sirve; es mas, es un desastre social y humano.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado diciembre 20, 2013 por gervis en la categoría Articulo