agosto 4 2014

SOMOS VASIJAS DE BARRO

Todos los cristianos debemos de ser servidores del Evangelio y así servidores de los demás.
Se hace urgente, pensar que somos instrumentos del Señor y que somos vasijas de barro y que dentro de esa vasija tenemos un gran tesoro.
En este sentido el Santo Padre, el Papa Francisco, con su sencillez autentica, vivida, con su vida ejemplar y con su forma de hablarnos nos interpela.
En esta sociedad tan compleja se hace necesario nuestra naturalidad en el ejemplo y la búsqueda permanente de un testimonio autentico.
Volando sobre el Mediterráneo, me comenta un piloto de una compañía española que vuela mucho a Roma, del testimonio maravilloso del Papa Francisco y de el testimonio permanente de muchos cristianos, sean sacerdotes, obispos, religiosos o laicos y me afeo la conducta de aquellos que con poder, viajan en “business” en vez de turista; es mejor no decir nombres.
No, no somos nada más que servidores y aquellos que tienen más autoridad, deben tener más responsabilidad y ejemplo hacia los demás; lo dicho somos débiles y con limitaciones, pero nuestro ejemplo de acogida, prudencia y templanza es fundamental.


Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado agosto 4, 2014 por gervis en la categoría Articulo